See through your own lies

 

Me encanta darme cuenta de como la vida te va dando lecciones y te hace crecer cada día...

 
 
 
 

El otro día quedé de ver a una amiga para platicar y ponernos al corriente de nuestras vidas. Antes de salir de casa estaba teniendo uno de esos días en los que con nada me sentía a gusto. Me cambié como 5 veces de ropa porque según yo, me veía muy gorda, o muy chaparra, muy caderona etc. Cabe mencionar que la amiga con la que me vería es una belleza, y aunque no suelo compararme, una parte muy dentro de mi pensó “que presión, yo tan gorda e iré a ver a mi amiga tan bonita y flaca”. 

 
 
 

Pensando más allá, me quedé pensando en ella y dije: que afortunada es, es guapísima, delgada, joven con una personalidad increíble. Dudo que alguna vez ella pueda sentirse como yo en este momento, lo tiene todo!

 
 
 
 
 
 

Después de mi lucha con el clóset, (aunque suene super cursi) decidí ponerme lo mas importante, seguridad en mi misma. Pude optar por un vestido amplio y obscuro para disimular todo aquello que estaba odiando en ese momento, pero me armé de valor y me puse jeans ajustados con un top tank de satín. 

 
 
 

Al llegar, veo a mi amiga y lo primero que me dice es “que bonita blusa” y yo por dentro “si supieras lo que batallé” Ademas de que no es novedad de que cada que me ve, me dice algo positivo.

Ya entradas en la platica, una cosa llevó a la otra y comenzamos a hablar de cosas mas serias. En eso me empieza a platicar que desde hace mucho tiempo ella había lidiado con inseguridades de todo tipo, no solo físicas y que poco a poco las ha ido evadiendo o eliminando de su vida.

 
 
 
 

Me quedé impactada y no pude evitar preguntarle por que?, si no tenia de nada que sentirse insegura. Por dentro pensé, enserio? la misma persona que acabó de idolatrar en mi mente, está diciendo que es insegura? wow!

 
 
 

Al final de mil platicas estábamos por despedirnos y no quería irme sin decirle lo que pensaba de ella. Le dije que a veces somos muy exigentes con nosotros mismos y no vemos las cosas buenas que hay. Le platiqué lo que pensaba de ella, era una persona realmente hermosa por dentro y por fuera. Quizás se lo dije de una manera más general y cortante porque al estar hablando vi que sus ojos se pusieron cristalinos y bastaba que dijera otra palabra para que yo también me pusiera a llorar.

Me dijo que lo que acaba de decir la hacia sentir muy bien, porque últimamente estaba sintiéndose todo lo contrario y lo necesitaba.

Después de eso, ella empezó a decir lo mismo de mí. Todas las cosas buenas que ella ve en mi y que yo, por mis inseguridades no podía ver.

 
 
 
 

Sin ponerme cursi y toda la cosa me fuí con una gran lección. Tenemos tantas barreras, prejuicios y pensamientos tontos que se apoderan de nuestras mentes, y nosotros mismos creemos esa realidad cegándonos de lo que realmente somos.

Debemos aprender a dejar de auto definirnos de manera negativa, dejar de pensar que no podemos, que no somos capaces y que alguien más puede hacerlo mejor.

Cada uno de nosotros estamos creado para algo, cada uno tiene una capacidad increíble para crear, o realizar algo y ese es tu valor.

 
Someone will always be prettier
Someone will always be smarter
Someone will always be younger
But they will never be you
— Kanye West

Photos by: Miguel Romero @miguelrommero

Ana Beniara1 Comment